Porto Galinhas se perfila como un destino para hacer ecoturismo

El nordeste brasileño se posiciona como uno de los destinos más elegidos para hacer turismo sostenible.

Porto de Galinhas es uno de los destinos por excelencia a la hora de proteger y conservar su hábitat natural. No solo se destaca por sus aguas cristalinas, que es característico del nordeste de Brasil. Sino que ofrece una gran variedad de actividades abocadas al turismo ecológico.

Según el Ministerio de Turismo de Brasil, este pequeño balneario se destaca,
entre otras cosas, por la preservación y cuidado del ecosistema marítimo,
conformado por peces-buey, cangrejos, tortugas y caballos marinos, entre otros.
Ecoassociados es una organización no gubernamental que se dedica a la
conservación y cuidado de la tortuga Eretmochely simbricata, también conocida
como “tortuga carey”. Actualmente, es una de las principales especies que se
encuentra en peligro de extinción, ya que su caparazón se utiliza, entre otros, en la
fabricación de joyas y peines.

Esta institución se destaca por llevar a cabo un intenso monitoreo en las áreas de
desove y rehabilitación de estos animales. Además, se ha centrado en la gestión
de educación ambiental, generando un mayor conocimiento de la biodiversidad
local. Para alcanzar este logro, la organización trabaja conjuntamente con las empresas
de buggys colocando cercas alrededor de los nidos, para impedir pasar cerca de
los huevos de las tortugas durante los paseos turísticos.

Porto de Galinhas 45

Una de las actividades que recomienda Ecoassociados es apreciar el nacimiento
de las tortugas de mar durante los meses de diciembre a febrero; un
acontecimiento atrapante y único tanto para los más pequeños como para los
adultos.

Otra ONG asociada de la preservación de los animales marítimos es Proyecto
Hippocampus. Conformado por un equipo de biólogos y veterinarios, la entidad
realiza investigaciones en las áreas de taxonomía, genética, comportamiento y
cultivo en cautiverio de caballitos de mar. Con motivos de evitar la caza ilegal de estas criaturas submarinas, el Proyecto incluye la prohibición de pesca y venta de los caballitos de mar como adornos, souvenirs o medicamentos caseros contra ciertas enfermedades. Si se desea realizar un paseo que no requiera exponerse al sol, se propone visitar las instalaciones y disfrutar de sus acuarios con caballitos marinos, nacidos y crecidos en su propio laboratorio, además de otras especies marinas. Este es un excelente plan para visitar con los niños y los mayores.

Otaviano Maroja, Presidente de Porto de Galinhas Convention & Visitors
Bureau, confiesa al respecto: “Instituciones como Proyecto Hippocampus y
Ecoassociados hacen de Porto de Galinhas un destino atractivo para aquellos que
deseen generar un impacto positivo entre los niños y los adultos, mientras se
disfrutan las vacaciones planeadas”.
Porto de Galinhas promete no sólo playas de ensueño y mar de color turquesa,
sino actividades que incluyen el cuidado y preservación de la naturaleza autóctona
al mismo tiempo que se protegen las criaturas oriundas del lugar.

Anuncios